Os ponemos este pequeño artículo, en el que Sheila nos cuenta sus inicios en la profesión. Esperamos que os guste.

10274266_10203898746733085_2438237594060580153_n10414594_10204061476921238_5311998349485845192_n

Me llamo Sheila, tengo 25 años y actualmente trabajo en Volotea como azafata de vuelo. Empecé en el mundo de la aviación en 2010, cuando realicé mi curso de TCP, y posteriormente en 2012 me inicié en esta profesión en Ryanair, con base en Bélgica. Este año empecé en Volotea, tengo base en Nantes y estoy muy contenta, pues el ambiente de trabajo es muy bueno y la compañía ofrece unas buenas condiciones pese a lo que algunos comenten. Mi primer día de trabajo con ellos fue extraño, porque yo venía de trabajar en un Boeing 737 de 189 pax y aquí tenemos 125 asientos, por lo que me daba la sensación de que me faltaba gente y avión jeje. El 717 es un avión en el que se trabaja muy bien, sobre todo para gente que venga de trabajar en aviones mayores. Recuerdo mi vuelo de familiarización, en el que me tocó un sobrecargo de Madrid muy simpático y al que le agradezco muchas cosas, pues me parece un gran profesional y bella persona. De todos aprendes cosas distintas y nuevas, y cada vuelo es un mundo. En mi compañía predomina el buen ambiente de trabajo y nuestros comandantes llevan muchos años de experiencia a sus espaldas. Uno de los buenos recuerdos que guardo es el de cuando hace 1 mes entré a cockpit porque el first officer había salido al servicio, y el comandante me dejó manejar algunos botoncitos y me estuvo explicando algunas cosas. Me hizo mucha ilusión y yo le decía: ¿De verdad te fías de mí para que toque los botones?

La mayoría de vuelos que realizo son regionales por Francia, pero estos últimos meses casi todos los vuelos que me toca operar son por España, concretamente a Palma, Oviedo, Vigo o Valencia, de lo cual me alegro porque para mí es un orgullo que cuenten conmigo para operar los vuelos de mi país. En Nantes, los azafatos somos de España, de Francia y en menos cantidad de Italia, por el contrario, los comandantes son la mayoría españoles.

En Volotea somos como una familia, nos conocemos casi todos y rara vez verás malas caras en el trabajo, es gente amable dispuesta a ayudar siempre que puedan.

Aprovecho para recordar a la gente que tiene el curso de Tcp, que no estaría de más que realizaran el de Flight Dispatcher, pues yo lo hice también como complemento al de TCP y he de decir que llegas a comprender mucho mejor la aviación, y en el día a día en el avión siempre aparecen conceptos de los que estudié en ese curso. Cuando los pilotos tienen el parte meteorológico puedo descifrarlo, cuando te hablan de que hay un slot no te suena a chino, cuando sufres un missed approach como fue mi caso, entiendes perfectamente de qué se trata, o cuando realizas un despegue en el que tienes que poner los motores a máxima potencia porque el viento no es favorable, también son muchos de los conceptos que se os explicaría en ese curso y en el que os puedo asegurar que notaréis la diferencia de ser simplemente Tcp a ser Tcp y técnico de operaciones. Es como que todo lo vives más, porque sabes de qué se está hablando.

No perdáis la oportunidad de realizar los dos cursos si podéis, con el tiempo sabréis por qué lo digo. Espero que os haya gustado mi artículo. Un saludo y buenos vuelos!!!